Horribles relatos de una mente sin remedio: El Grito de Edvard Munch
Cargando datos.
trucos blogger

martes, 3 de julio de 2012

El Grito de Edvard Munch

Serie de cuadros denominados como EL GRITO:




Indudablemente es una obra que encierra mas de lo que muestra, a simple vista es un hombre plasmado en un momento de desesperacion, talvez no sea nada muy lejano al propio autor:

Edvard Munch: un hombre educado por un padre severo, vio morir a su madre a los cinco aňos y a una hermana poco tiempo después por tuberculosis y también perdio a su otra hermana cuando fue ingresada en un psiquiatrico, el mismo autor escribio las siguientes lineas que describen las circunstancias que luego le llevaron la creacion de la obra:


Paseaba por un sendero con dos amigos - el sol se puso - de repente el cielo se tiñó de rojo sangre, me detuve y me apoyé en una valla muerto de cansancio - sangre y lenguas de fuego acechaban sobre el azul oscuro del fiordo y de la ciudad - mis amigos continuaron y yo me quedé quieto, temblando de ansiedad, sentí un grito infinito que atravesaba la naturaleza.

Este sentimiento parece inmortalizado un cuadro llamado La Desesperacion, fue la primera version del El Grito:


la segunda obra, llamada también La Desesperación, se trata  de una composicion bastante sencilla similar a la anterior, pero con una paleta un poco diferente, se nota el tono mas sombrío, la figura menos contemplativa y mas desesperada, a diferencia de la anterior, el rostro esta de frente.




Aunque al final, la figura va evolucionando hacia un ser deforme y grotesco, casi cadavérico, que se lleva las manos hacia el rostro mientras parece emitir el angustioso grito que le da nombre al famoso cuadro, cabe mencionar que el autor se vio influenciado en las momias peruanas que vio en una exhibición para la forma definitiva de su obra



Parece evidente el esmero en plasmar ese grito que atraviesa la naturaleza y que el autor pudo percibir, aquella tarde, parecia que las circunstancias se juntaron para motivar una obra de arte, el melancolico atardecer, y los problemas suscitados que daban vueltas en la mente atormentada del autor, que, segun las circunstancias, como la naturaleza conflictiva de su personalidad y la posible psicosis maniaco - depresiva que enfrento durante su vida parecian contribuir a aquel grito mudo encerrado en el lienzo.

Lastimosamente la obra no fue bien acogida, y fue clasificado como arte demente, al grado, de no aconsejar a las mujeres embarazadas a ver la exhibicion, El pulico fue muy discrepante en cuanto a las opiniones, y para bien o mal, estuvo al centro de la controversia, lo que al final, realzo su fama, haciendo de EL Grito, una de las obras de arte que marcaron el estilo expresionista. La litografia:




Con esta litografia fue posible la publicación de la obra en periódicos y revistas. En total, cuatro versiones fueron realizadas, siendo la ultima la mas conocida. 
Una de las pocas pinturas que realmente han logrado encerrar un sentimiento, para el caso la desesperación en un grito mudo que nunca acaba, de la mano de un artista que fue marcado tanto por ese sentimiento que fue el desencadenante de su posterior éxito, de las palabras del mismo Edvard Munch:


“Sin el miedo y la enfermedad mi vida sería como un bote sin remos.”






Votar esta anotación en Bitácoras.com

0 comentarios:

Entrada al azar
Entradas y Comentarios
mostrar total de comentarios y total de entradas o artículos del blog o sitio web
No reces solo por un dia mas, sino por un dia mejor...